• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

Seis consejos para alargar la vida útil de la batería de tu coche eléctrico

La batería es lo más importante del coche eléctrico, ya que es el elemento más caro y de ella depende la autonomía total del vehículo.

El coche eléctrico y su batería necesitan cuidados diferentes a los que sueles tener en cuenta para tu coche tradicional. Aquí te contamos algunos pensados para optimizar la autonomía al máximo, tal y como ya te contamos cómo afecta el frío y el calor a esta pieza tan importante.

La carga rápida, solo para emergencias

¿Tienes prisa? ¿necesitas llegar a toda costa a un destino pronto? Entonces usa la carga rápida para obtener autonomía a toda velocidad. Pero si no es así, no utilices este método, ya que acelerarás la natural pérdida de capacidad de las baterías y la acrecentarás. Así que ya sabes: utilízalo solo cuando sea indispensable.

Conduce tu coche eléctrico de forma eficiente y cargarás menos su batería

Es evidente que si haces una conducción eficiente, tu batería tendrá autonomía durante más tiempo. Pero esto no solo se traduce en un menor gasto de energía y en permitirte recorrer más kilómetros. También en un menor número de recargas y por tanto, un menor desgaste de la batería. Por tanto, si quieres que esta te dure más tiempo, procura conducir de forma eficiente, ya que se supone que estas duran unas 3.000 recargas.

No cargues tu batería al máximo

¿Cuántas veces has leído cuánto tarda una batería en cargar el 80% de su capacidad? Esto no es casualidad: a partir de ese punto, al coche le cuesta más trabajo cargarse. Por tanto, hace un esfuerzo innecesario.  

A menos que necesites toda la autonomía del vehículo para realizar tu trayecto, intenta cargar hasta el 80% y así alargar la vida útil de la batería. Además, de este modo, no se desperdicia energía: al tener la batería cargada por debajo del 100%, la frenada regenerativa entra en acción.

Ten cuidado con usarlo poco

Si tienes un coche eléctrico y te vas de vacaciones con otro vehículo o mediante el uso del tren o el avión, ten cuidado con la batería. ¿Por qué? Porque si está mucho tiempo sin utilizarse, su batería se descarga poco a poco y esto hace que la batería sufra mucho.

De hecho, si llega al 0%, no solo te dejará tirado, sino que la batería sufrirá un desgaste evitable. ¿Cómo hacerlo? Dejándolo cargando, pero programándolo para que se quede al 50% de su capacidad en todo momento.

No sobrecargues la batería

Los coches eléctricos suelen recargarse durante la noche, cuando no se utilizan. Esto es un acierto, ya que te permite recorrer muchos kilómetros y utilizar el tiempo de sueño para cargarlo. Pero utiliza un temporizador: cárgarlo solo hasta llegar al 100%. Si todo el rato está entrando energía, puede recalentar la batería, sobrecargarla y provocar una avería.

Aparcar al sol es malo para el coche eléctrico y su batería

Este consejo es especialmente bueno para esta época del año. En invierno, el sol no es tan capaz de perjudicar la batería de tu coche, pero en verano puede hacer que incluso ponga a funcionar el sistema de gestión térmica de modo automático.

Al igual que con un teléfono, si el coche está mucho tiempo al sol, puede sobrecalentarse la batería de alguna manera o incluso, dañarla hasta el punto de que el coche no arranque hasta que, de algún modo, se enfríe. En un móvil es fácil, te sientas unos minutos a la sombra y listo… Pero con el coche no puedes hacer eso, ¿verdad?

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -