• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

Byton M-Byte: el SUV chino de habitáculo revolucionario

El Byton M-Byte destaca por una pantalla que ocupa todo el salpicadero con multitud de funciones. Además, cuenta con cámaras en lugar de espejos retrovisores o un volante táctil.

Ya os contamos que China quiere llegar al mercado europeo a través del coche eléctrico. Saben que este tipo de movilidad es, hoy por hoy, bastante cara y por tanto, ven con claridad un nicho en el que trabajar. Aunque no es el caso del Byton M-Byte: quiere seducir a sus clientes con tecnología y refinamiento. De ahí que su coste sea mucho más europeo, 45.000 euros.

Su enfoque es arriesgado, dada la fama de los coches chinos. Pero lo cierto es que el mercado está respondiendo positivamente. Ya cuenta con 25.000 unidades reservadas, gracias, en parte, a su revolucionario interior, que tiene dos plazas muy amplias en la parte trasera del vehículo.

Básicamente, el interior es una pantalla sobre ruedas, ya que un monitor ocupa todo el salpicadero con multitud de información útil para el conductor. Un sistema multimedia que se apoya en un volante con formato tablet, para explotar al máximo todas las posibilidades del coche.

Las plazas traseras son dos, algo que limita la posibilidad de viajar cinco en el coche pero con la ventaja de que esas dos plazas son increíblemente cómodas. Sus butacas son muy anchas, con materiales muy refinados, por lo que las dos personas que viajen detrás salen muy beneficiadas.

El volante es una pantalla táctil que permite manejar el monitor del salpicadero

Aquí también encontramos dos pantallas: una ubicada en el respaldo de cada asiento delantero. Cuenta con tecnología gestual para utilizarla y ambas están perfectamente integradas. Por tanto, estamos ante un coche eléctrico muy tecnológico y con calidades, al menos en apariencia, muy altas.

Sin espejos retrovisores en este Byton M-Byte

Lo llamativo de este coche es que no tiene espejos. Han sido sustituidos por tres cámaras de alta definición, que proyectan lo que captan a tiempo real en la pantalla gigante de la que antes os hemos hablado.

Los espejos retrovisores han sido sustituidos por cámaras

De este modo, la visión es siempre limpia, de buena calidad y lo mejor es que no es necesario regular los espejos: siempre dan la mejor imagen posible, ideal para las familias que utilizan en la que utilizan varios el mismo coche.

Pruebas en Mongolia

El Desierto de Mongolia es muy frío en invierno, de ahí que Byton haya decidido probar su coche ahí. El M-Byte ha superado con éxito este test, imprescindible para conocer el comportamiento de las baterías en el frío. Como ya os contamos, reducen mucho sus prestaciones en temperaturas por debajo de los 10 grados.

Llegará al mercado chino a finales de este año, mientras que para disfrutarlo en Europa, habrá que esperar hasta el final de 2020. Un coche de lujo que, aparentemente, será muy económico. Ahora toca ver cómo es a nivel prestacional y cuanta autonomía tiene su batería.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -