• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

Cinco consejos para conducir un coche eléctrico

Conservar la batería de tu coche eléctrico es fundamental para poderlo conducir durante más recorrido. Aquí, cinco consejos para hacerlo bien.

Los coches eléctricos son el presente y futuro de la movilidad. Sin duda, este tipo de vehículos te permitirán desplazarte de una forma más económica y limpia, dado que no emiten ningún tipo de gas contaminante. Te solucionarán la vida, ya que en España, la media de desplazamientos diarios es de 46,7 km, una cifra que un eléctrico cubre sin problema.

Aunque si tienes que desplazarte lejos, deberás aprender a optimizar su autonomía para exprimir tu coche al máximo y llegar de forma holgada a tu destino. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Lee nuestros consejos para conducir un coche eléctrico… o un híbrido enchufable.

Utiliza el acelerador, pero sin pasarte para conducir tu coche eléctrico

La tendencia a la hora de coger un coche eléctrico es pisarle de más. Es así. Su par motor, que se despliega desde parado al máximo, produce una sensación de deportividad muy grande sin importar la potencia del coche. Pero eso es algo que debes evitar, a menos que vayas muy sobrado de batería y puedas permitirte el lujo. Aceleraciones constantes y con la potencia necesaria para no gastar tu batería prematuramente.

Además, esto hará que desgastes menos los neumáticos durante todo el año, hará que los frenos te duren más tiempo y además, conducirás más seguro: en invierno, cuando hay hielo o lluvia intensa, el uso abusivo del acelerador puede suponer la pérdida de adherencia.

Juega con las retenciones para conducir tu coche eléctrico

La mayoría de coches eléctricos permiten alterar su grado de retención. ¿Qué significa esto? Que si levantas el pie del acelerador, el coche desacelerará para aprovechar la energía de “frenado” y así generar electricidad para alimentar las baterías. Una tecnología interesante, pero no debes utilizar siempre el mismo grado de retención.

En una cuesta descendente, te interesa un gran grado de retención. ¿Por qué? Porque el coche recargará baterías sin frenarte demasiado. La gravedad impedirá que te quedes parado. Obtendrás la máxima regeneración posible sin perder demasiada velocidad. Y aunque te pases y vayas demasiado despacio, con una pequeña ayuda del acelerador recuperarás tu ritmo.

Por otro lado, en una cuesta arriba no te interesa tener una gran retención. ¿Por qué? Porque esa misma gravedad que te ayudó para bajar te estropeará la subida. Te frenará mucho y para recuperar el ritmo tendrás que acelerar de más, gastando batería de forma innecesaria.

En los semáforos o retenciones, utiliza el freno con suavidad y alarga la frenada para regenerar más energía. Además, las piezas de desgaste de tu coche durarán más tiempo en buen estado.

No abuses del climatizador

El climatizador del coche recibe energía de la batería. Por tanto, intenta mantener una temperatura idónea en el coche sin utilizar los ventiladores a todo trapo. Tardarás más en conseguir la temperatura ideal, pero tampoco es un gran sacrificio si ello te permite recorrer 50 kilómetros más, ¿verdad?

Por tanto, en un país con temperaturas tan diferentes como España, intenta conducir en invierno con un jersey -tampoco hace falta que vayas en manga corta si hay 5 grados en la calle-, mientras que en verano lo ideal es que juegues con el climatizador: enciéndelo, apágalo y vuélvelo a encender cuando tengas calor. Vamos, como cuando quieres ahorrar en la factura de la luz en casa.

Evita el peso extra en tu coche eléctrico

La batería de un coche eléctrico ya es un gran lastre. No se lo compliques más con elementos innecesarios. Lleva lo indispensable en el maletero y si viajas, no hace falta que te lleves la casa entera a tu destino. Porque a más peso, más trabaja el motor para “empujarlo” hacia delante. Y ese mayor esfuerzo tiene como consecuencia una considerable rebaja de la autonomía.

Reduce el brillo de los displays y pantallas

Tu smartphone siempre lleva el brillo idóneo para que puedas ver y no gastar demasiada batería, ¿verdad? Pues con el coche eléctrico pasa lo mismo, aunque en una menor medida. No necesitas el máximo brillo en el display o en la pantalla táctil con la que manejas el infoentretenimiento: con que se vea bien, es suficiente.

Por ello, juega con este elemento -si tu coche no lo altera de forma automática como las tablets- para arañar unos kilómetros a tu batería a la hora de conducir tu coche eléctrico. Quizá este punto sea el que menos afecte a la autonomía del coche, pero todo suma, ¿no crees?

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -