• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

Cinco maneras de ahorrar combustible en un híbrido enchufable

Un híbrido enchufable, sin energía eléctrica, pierde todos sus beneficios. Te mostramos algunos consejos para alargar la autonomía de tu coche.

Con la llegada de la electrificación, reducir los consumos es fundamental para alargar la autonomía eléctrica de nuestro híbrido enchufable. Son coches que una vez tienen la batería descargada, consumen más gasolina que un vehículo convencional equivalente, así que aquí te mostraremos cómo optimizar tus baterías.

El aire acondicionado o la calefacción, de forma moderada

La climatización es uno de los elementos que más afectan a la autonomía eléctrica de un híbrido enchufable, por lo que utilizar este accesorio de forma inteligente te permitirá disfrutar de la ayuda total o parcial de la batería durante más tiempo.

El mejor truco es aclimatar tu vehículo antes de salir, mientras todavía carga. De este modo, podrás circular con la temperatura ideal sin necesidad de llevar el climatizador encendido.

Lleva la presión ideal en los neumáticos

híbrido enchufable

Al igual que en un vehículo convencional, llevar la presión indicada por el fabricante es sinónimo de ahorro. Llevarlas por debajo de ese límite hace que la banda de rodadura tenga un mayor contacto con la carretera, por lo que el coche necesitará más energía para moverse.

Inflando las ruedas por encima de la cifra oficial ahorrarás alguna décima, pero tu coche se volverá menos seguro: la distancia de frenado aumenta y el confort disminuye.

Utiliza de forma inteligente la frenada regenerativa en tu híbrido enchufable

híbrido enchufable

La frenada regenerativa es uno de los elementos más importantes en un híbrido enchufable. Conseguir energía a través de los frenos de manera eficiente te puede hacer ganar bastante kilómetros de autonomía, aunque debes saber la mejor forma de hacerlo. Lo primero es olvidarte de los pisotones al freno, ya que no generan ningún tipo de electricidad. Lo ideal es que pises suavemente y alargues la frenada, por lo que debes anticiparte a semáforos o atascos para lograr un buen resultado.

Por otro lado, aprovecha las cuestas para frenar ligeramente el coche y conseguir algún kilómetro extra de autonomía. La fuerza de la gravedad hará que tu coche no se detenga en exceso y además, lograrás energía para tus baterías.

¿Ventanillas subidas o bajadas? Depende

híbrido enchufable

En verano, lo ideal para ventilar el vehículo o aclimatarlo de forma natural es circular con las ventanillas bajadas siempre y cuando la velocidad no aumente de los 90 km/h.

En el caso de superar esa velocidad, la pelea contra el viento se vuelve feroz y aumenta mucho el consumo del coche. Ahí, lo mejor es utilizar el climatizador… aunque como os hemos mencionado más arriba, el supuesto ideal para reducir el consumo es circular con las ventanillas subidas y sin usar el climatizador.

Evita el peso extra

¿Cuántas veces has acumulado cosas inútiles en el maletero? Estamos seguros de que han sido muchas. Es por eso que debes llevarlo vacío (o lo más vacío posible) para evitar que esos kilos extra afecten a tu autonomía.

Piensa que un híbrido enchufable ya cuenta con un lastre considerable debido a las baterías y el motor eléctrico (entre 100 y 300 kg), así que intenta evitar que los propulsores trabajen más de lo necesario. Los portabicis, bacas o portaesquís también deben ir instalados solo cuando sea imprescindible: aumentan el peso y empeoran la aerodinámica del coche.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -