• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

Cómo cargar tu coche en la calle: costes, puntos de carga,…

En Madrid y Barcelona hay puntos públicos en los que puedes cargar tu coche, pero no son gratuitos: son de empresas con concesión mediante concurso público.

Madrid y Barcelona ya cuentan con algunas plazas públicas reservadas en exclusiva para vehículos híbridos enchufables y eléctricos. En Madrid, IBIL y GIC son las empresas que ganaron el concurso público que lanzó el Ayuntamiento para la instalación de estos postes. Pero, ¿cuánto cuesta cargar un coche en la vía pública?

Aunque los postes sean públicos y se encuentren en la calle, cargar un coche no es gratuito. Lo primero que tienes que hacer es entrar en las webs de IBIL y GIC para adquirir tu tarjeta prepago, que irá asociada a tu nombre y mediante la cual podrás activar estos postes. Cuentan con un lector tipo ‘Contactless’, que sabrá al segundo cuánto dinero tiene la tarjeta.

Tarjetas prepago: conseguirlas y cargarlas

A través de la web de GIC o IBIL, podrás pedir tu tarjeta prepago, que te la enviarán a casa para que puedas utilizarla en los postes públicos. Ambas cuentan con una app, donde además de poder registrarte, podrás localizar puntos de recarga o tu saldo.

Una vez la tengas, tendrás que poner dinero en la tarjeta, que utilizarás para cargar tu coche. El proceso es idéntico al de cualquier compra online: a través de su web o su app, eliges cuánto dinero depositar en la tarjeta. De manera automática, tu dinero irá de la cuenta bancaria a la tarjeta prepago.

Necesitarás dos tarjetas prepago: una de gic y otra de ibil

Luego, para cargar tu coche, tendrás que acudir a un poste y poner tu tarjeta en un lector tipo ‘contactless’, que sabrá si cuentas con dinero para cargar el coche. Si no es así, no te preocupes: con la app podrás cargar tu tarjeta de manera rápida.

Esto, para nosotros, es un inconveniente, ya que entendemos que mediante una domiciliación sería más sencillo para el usuario utilizar este tipo de servicios. Siempre contarías con dinero en la tarjeta, que sería realmente un sistema que media entre el poste de carga y tu cuenta bancaria de forma directa.

Otro incoveniente: no hay una única tarjeta de carga. Cada empresa cuenta con la suya. En Madrid, por ejemplo, trabajan dos empresas: GIC e IBIL. Por tanto, con una tarjeta de IBIL no puedes cargar en un poste GIC y viceversa. Esto puede ser problemático para aquellos que no tengan un punto fijo de carga, ya que tienes que llevar las tarjetas de ambas compañías y además, asegurarte de que ambas cuentan con dinero para poder cargar.

Las tarifas ¿cómo son?

GIC opera en Madrid y Barcelona, mientras que IBIL tan solo lo hace en la capital. Los costes son siempre los mismos: no fluctúan a diario como sí lo hace el precio de la luz. Tampoco hay variaciones en toda la geografía española, en todos los lugares cuesta lo mismo. Vamos, que no es como las gasolineras, que dependiendo de una u otra, el coste del litro es diferente.

Aquí, las dos empresas con concesión para la recarga de coches

En el caso de IBIL, hay dos tarifas diferentes: 0,38 €/kWh por la carga lenta. Esta empresa cuenta con dos tipos de tomas: Schuko y Mennekes, cuya diferencia ya os la explicamos en este artículo. Deberás buscar en cuál puedes cargar tu coche.

Además, IBIL ya cuenta con postes de cargar rápida, cuyo coste es de 0,44 €/kWh. El pago mínimo es de 5 euros, cargues lo que cargues. Por tanto, si decides acudir a uno de estos puntos de recarga, debes calcular cuánta energía necesitas, ya que si su coste es menor a 5 euros, los acabarás pagando igualmente.

GIC, de momento, no cuenta con postes de carga rápida, aunque nos han dicho que próximamente comenzarán a introducirlos. Su coste actual es de 0,3719 €/kWh.

cargar un nissan leaf en la calle cuesta entre 14,88 y 17,6 euros

Por tanto, ¿cuánto cuesta cargar una batería completa? Usaremos de ejemplo un Nissan Leaf 2019 totalmente descargado. Su batería es de 40 kWh, así que una recarga cuesta 17,6 euros en caso de utilizar los postes de carga rápida de IBIL, 15,2 euros en un poste de carga lenta de esta misma empresa y 14,88 euros en el caso de GIC.

En definitiva: es mucho más caro que cargar tu coche en casa, aunque sigue siendo más económico que los combustibles tradicionales. En tu hogar, el coste del kWh es de 0,114 € de media al dia, por lo que cargar ese mismo Nissan Leaf que hemos utilizado de ejemplo te puede salir mucho más barato con cierta planificación. Cargar al 100% tu coche te costaría, en este caso 4,56 euros. Así que desde EV Pro recomendamos el uso de estos puntos sólo en caso de emergencia.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -