• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

¿Cuántos tipos de híbrido hay en el mundo?

Hay varios tipos de híbrido, con distintas soluciones y formas de funcionar. Cada una es muy válida y tiene diferentes ventajas. ¡Te los presentamos!

Los híbridos cada vez están más presentes en nuestra vida. Son coches que combinan los motores de combustión de toda la vida con propulsores eléctricos para hacer que su funcionamiento sea más limpio y respete más el medio ambiente. Esta descripción tan general se puede hacer más concreta. ¿Qué tipos de híbrido hay? Para saber sus diferencias, lo primero que hay que hacer es conocerlos mejor.

Híbrido combinado

Esta tecnología es la que utilizan los híbridos convencionales, como los Toyota o Lexus. En este caso, el coche puede ser movido tanto por su motor de combustión como por su propulsor eléctrico. Suelen tener diferentes modos para gestionar de una forma u otra la potencia.

Híbrido en paralelo

Se trata de una forma de trabajar parecida al combinado, pero algo menos sofisticada. Esto se debe a que el motor eléctrico y el híbrido trabajan a la vez para mover el coche, sin gestionar cuál viene mejor en cada momento. Es más eficiente que un vehículo tradicional, pero no tanto como un combinado.

Híbrido en serie

Este tipo de coches son coches casi eléctricos, ya que el motor de combustión sirve únicamente como central térmica para generar energía. En ningún momento ejerce como elemento propulsor del coche, ya que este utiliza únicamente la electricidad que ha generado -o que genera durante la conducción- el bloque tradicional. Esta tecnología fue utilizada por Fisker, por ejemplo.

Híbrido enchufable

Este tipo de híbrido es la otra opción favorita por los usuarios junto a los convencionales. Cuenta con grandes baterías con autonomía entre 30 y 60 kilómetros para hacer cortos trayectos en modo eléctrico y además, permiten conducir con el motor de combustión. Podría considerarse la solución más completa y eficiente.

Eso sí, hay que tener en cuenta el gran tamaño de sus baterías, que unidas a todos sus componentes, hacen que este coche pese entre 100 y 300 kilos más que un gasolina equivalente, por lo que una vez se acaba la autonomía eléctrica, el consumo del motor de combustión aumenta mucho.

Por tanto, con todo esto en la mano, esperamos haberte ayudado a escoger qué coche híbrido comprar.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -