• Inicio
  • Coches
  • Consultorio

El Cupra e-Racer pisa un circuito por primera vez

El Cupra e-Racer debuta en una pista de circuito por primera vez para preparar la temporada del ETCR y ha mostrado prestaciones brutales.

El primer turismo de carreras, el Cupra e-Racer, ya se ha estrenado en pista. A los mandos de este coche iba Mattias Ekström, uno de los pilotos oficiales de la firma deportiva de Seat. Un ‘racecar’ con 670 CV de potencia que competirá en el ETCR 2020, es decir, el Mundial de Turismos de siempre, solo que en versión 100% eléctrica.

Como no podía ser de otra manera, el circuito escogido por la marca con sede en Martorell ha sido Montmeló. Ahí, ha mostrado ser capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y una velocidad punta de 269 km/h, cifras impresionantes pese a llevar un ‘lastre’ llamado batería, de 450 kg.

Una gran forma de volver a las grandes competiciones, donde Seat siempre ha sido una marca referente. De hecho, fue la primera marca en ganar un Mundial con un vehículo impulsado por diésel, es decir, con motor TDI. ¿Repetirá la gesta en el mundo eléctrico? No deberíamos extrañarnos. Porque la firma acumula 25 años en competiciones de toda clase.

Y entendemos, además, que este Cupra e-Racer tiene mucho margen de mejora. Al fin y al cabo, estas sesiones de Montmeló buscan que el piloto se sienta cómodo en el coche y reglar junto a ingenieros y técnicos cada detalle para arañar tiempo al crono.

Para Mattias Ekström, piloto oficial y campeón de la FIA World Rally Cross 2016, el Cupra e-Racer tiene desafíos. El mayor es “acostumbrarse a conducir sin caja de cambios y sin el rugido del motor como referencia para saber, por ejemplo, qué tan rápido ir al tomar curvas “.

Este piloto también destacó que es necesario “prestar mucha atención al manejo de la energía en cada vuelta; eso es esencial con un auto de carreras eléctrico, casi tan importante como su velocidad “.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -