• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

El GNC ¿Es una utopía o una posibilidad real?

El grupo Volkswagen ya ha mostrado su confianza plena en este tipo de movilidad, ya que es barata, segura y además, asegura la etiqueta ECO a sus coches... Pero faltan 'gasineras'

Cuando Mikel Palomera dijo que esperaba, para 2020, que un 30% de las ventas de Seat fueran de coches de gas natural comprimido (GNC), parecía muy optimista. Pero lo cierto es que no sería nada extraño: es un combustible barato, sostenible y muy seguro. Además, la forma de repostar es sencilla, sin afectar a las prestaciones del coche. Vamos, es una solución ideal hasta que la electrificación se asiente al 100%.

Hasta aquí, todo es positivo. Pero hay algo que ensombrece los beneficios de este combustible: las pocas ‘gasineras’ que hay en España, que te obligarán a planificar tus viajes. Actualmente, según GASNAM, hay 63 estaciones de servicio abiertas, que pasarán a ser 108 próximamente, ya que hay otras 45 más en fase de proyecto.

Frente a un gasolina, tiene dos tomas de combustible

Y cómo no, las ciudades más beneficiadas son Madrid y Barcelona, que también son los lugares con más necesidades de energías alternativas debido a la contaminación de sus ciudades. No por nada son las primeras en implantar restricciones al tráfico en el centro de la urbe.

Compromiso de crecimiento

Detrás de la introducción del GNC está, principalmente, Gas Natural Fenosa, un titán de las energías en España, aunque nos cuentan que próximamente serán más las empresas asociadas. Han visto cómo este tipo de combustible, de tener un suministro eficiente, puede ser la solución de movilidad para mucha gente. Por tanto, a lo largo de los próximos años, en colaboración con las marcas de coches, Gas Natural instalará nuevas ‘gasineras’ en diferentes puntos de España.

Las gasineras, hoy por hoy, son escasas

La confirmación de la apuesta definitiva del Grupo Volkswagen por este tipo de combustible ha dado alas a Gas Natural Fenosa para este crecimiento. Prometieron más de 100 gasineras para final de año, algo que se cumplirá, aunque con algo de retraso.

En Europa está el ejemplo a seguir

No todos los países del continente cuentan con buenas soluciones para instaurar el GNC dentro de su parque móvil. Francia tiene alrededor de 70 estaciones de servicio, muy pocas para un país tan grande. O Reino Unido, que con catorce hace imposible una implantación real del Gas Natural Comprimido en el país.

Aunque por otro lado, encontramos países que deben ser un ejemplo a seguir si realmente en España se quiere apostar por la alimentación bifuel. Suiza, por ejemplo, cuenta con 146 surtidores, siendo un país 13 veces más pequeño que el nuestro. O Alemania, que tiene 862 estaciones de servicio repartidas por todo su territorio. Aunque sin duda, la mayor apuesta está en Italia, con más de 1.200 ‘gasineras’, gracias al trabajo de Fiat junto a Unione Petrolifera. Allí es más fácil, ya que cuentan con mucha experiencia con el GLP.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -