• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

Explosión en Noruega de una estación de servicio de hidrógeno

Todo se debe, según las primeras hipótesis, a la explosión de un tanque de hidrógeno. Ha provocado dos heridos y un gran incendio.

Una estación de servicio que suministraba hidrógeno ha explotado en Sandvika, Noruega. Un hecho que ha provocado que la compañía propietaria haya decidido cerrar temporalmente sus otras dos surtidores de hidrógeno, ya que no se sabe cuáles han sido los motivos para que el complejo sufriese una explosión así y volase por los aires.

Se está investigando de momento, pero la explosión, al parecer, ha sido muy fuerte y estruendosa. Tanto, que ha hecho saltar los airbags de los coches más cercanos, según la radio local Uno-X.

Debido a ello, los bomberos fijaron un perímetro de seguridad de 500 metros. Y no solo ha afectado a la zona: marcas como Hyundai y Toyota a dejar de vender sus modelos de Fuel Cell de forma temporal.

La única noticia positiva es que no ha habido víctimas mortales, aunque sí hubo dos personas que fueron llevadas a urgencias tras sufrir el impacto del airbag mientras estaban en el interior de sus coches.

Las primeras hipótesis indican que fue un tanque de hidrógeno lo que provocó la explosión, aunque se desconocen los motivos. Y hasta que se descubra, los propietarios de vehículos impulsados por hidrógeno tendrán coches prestados por las marcas.

Sin duda, una mala noticia, ya que el hidrógeno es uno de las fuentes de alimentación más abundantes en nuestro planeta. Y también, de las mas limpias. Por lo que esta explosión generará dudas en torno a esta tecnología que tantas alegrías podría dar en el futuro próximo.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -