• Inicio
  • Coches

Infoentretenimiento Byton: ¿revolución o temeridad?

Una pantalla de enormes dimensiones protagoniza el salpicadero del coche. ¿Esto es positivo o puede resultar peligroso? Aquí, nuestra conclusiones

Byton ha llegado para quedarse, con una propuesta jamás vista: multiplica la apuesta de Tesla por las grandes pantallas hasta un punto sorprendente. Entrar en uno de estos coches chinos de lujo es como hacerlo en una nave espacial. Un concepto que nos parece ideal si hablásemos de un coche autónomo, pero ¿es necesaria tanta información delante de los ojos de forma permanente?

Vaya por delante que aún no hemos podido probar el coche -ni nadie en España-, pero según diversos estudios, el manejo de las pantallas táctiles es peligroso para la conducción. La regla de los dos segundos, le llaman en el Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia en un artículo que publicaron en 2016.

Consideran que toda actividad que necesite más de dos segundos para ser ejecutada aumenta un 50% las posibilidades de accidentarse. Y estos sistemas de infoentretenimiento pueden resultar peligrosos debido a la gran cantidad de información que hay en ella: de hecho, las distracciones son la mayor causa de accidentalidad del mundo.

A su favor hay que decir que esta pantalla, que ocupa todo el salpicadero, está muy bien ubicada, ya que te permite observar lo que necesites bajando un poco la mirada. Otro punto positivo es que los espejos retrovisores aparecen en la pantalla, por lo que con un rápido vistazo se pueden ver las tres imágenes.

Así es el exterior de este Byton M-Byte

Lo que nos parece algo menos intuitivo es el volante con pantalla táctil. Para utilizarlo hay que soltar una mano del volante (con los volante multifunción actuales no es necesario) y además, hay que alejar mucho la mirada de la carretera. Para que te hagas una idea, imagina que necesitas ver información del coche en el logo del volante de tu coche. Ciertamente pierdes toda la perspectiva de la carretera, incluso con la vista periférica.

Pero oye, todo será probar este sistema de infoentretenimiento y observar hasta qué punto despista o no este sistema. Quizá lo que a priori nos parece un coste con muchos elementos que llevan al despiste, en unos meses nos parezca una revolución. Para ti, ¿qué es? ¿Revolucionario o temerario?

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -