• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

James Bond se pasa al eléctrico con un Aston Martin Rapide E

El británico se pasa a la conducción eléctrica mediante la nueva creación de la firma británica, el Aston Martin Rapide E, del que se harán 155 unidades

El espía más famoso del planeta no se libra de la electrificación. Más bien todo lo contrario, porque pasará de conducir el Aston Martin DB10, un coche exclusivo para la película Spectre que cuenta con un propulsor V8 de 420 CV a llevar un Aston Martin Rapide E, el primer coche de la marca 100% eléctrico.

Será la primera vez que 007 no lleve un motor V8 británico. Y hablamos de una saga que ya lleva 24 películas en total y una vinculación con Aston Martin (aunque también con otras marcas) que comenzó con el Aston Martin DB5 y Sean Connery en 1964, que bien podría electrificarse tal y como os contamos. Por tanto, esta decisión rompe con una de las tradiciones más asentadas en el mundo del cine.

El británico se pasa a la conducción eléctrica mediante la creación de Aston Martin, del que se harán 155 unidades
Aston Martin y 007 comparten su historia desde hace muchos años

La decisión ha sido tomada por el director Cary Joji Fukunaga, aunque seguro que Aston Martin y su estrategia comercial tienen mucho que ver en ello. Al fin y al cabo, la marca inglesa cuenta con otros vehículos igualmente espectaculares, como el nuevo Vantage o el DBS Superleggera, que pudimos ver de cerca en el nuevo concesionario de la marca en Madrid.

Pero, ¿cómo es este Aston Martin Rapide E? Se trata de un modelo basado en el Rapide S, pero con motor eléctrico. Tan solo se lanzarán 155 unidades, por lo que no será un vehículo histórico por electrificar a Bond: también será muy exclusivo. Además, cuenta con varias mejoras para mejorar el coche a nivel de aerodinámica y aumentar así su autonomía total, que es de 320 km.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -