• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

La batería para coches eléctricos con casi 2.500 km de autonomía y recargable en 90 segundos

Esta patente, desarrollada por Métalectrique, permite que el coche eléctrico tenga unos tiempos de recuperación y una autonomía altísimos.

Hoy en EVpro os traemos una interesante propuesta tecnológica, en forma de batería, para optimizar los coches eléctricos. Se trata de unas baterías con tecnología aluminio-aire capaces de cargarse en 90 segundos y con una autonomía de casi 2.500 km. Unas cifras que, por ahora, las baterías de ion-litio que utilizan los actuales coches eléctricos están lejos de alcanzar.

Su precio lo hace también tremendamente atractiva a nivel de precio. Porque según Métalectrique, la empresa que ha desarrollado este sistema, cuesta 70 euros por kWh y 0,06 euros por milla recorrida.

Su precio tan económico se debe a que está hecha con el metal más abundante de la Tierra, el aluminio. Además, este es más fácil de manejar y almacenar que el litio. Por tanto, el desarrollo de las baterías es bastante más sencillo y, por tanto, más barato que el litio.

Hacer baterías con tecnología aluminio-aire resolvería otro de los problemas de las baterías de ion-litio: el reciclaje. El aluminio lleva años reciclándose en miles de plantas de todo el mundo, por lo que esta solución resulta mucho más sostenible, económica y global. ¡Todo ventajas, al parecer!

¿Y cómo funciona esta batería aluminio-aire para coches eléctricos?

Al igual que una de ion-litio, una batería de aluminio-aire está compuesta por celdas. Solo que en este caso, una pieza de aluminio está en contacto con un electrolito especial (ya os contamos cómo funcionaba el interior de una celda de ion-litio).

En el extremo negativo hay otra pieza de aluminio. Y el aire, al pasar por la celda, transforma el aluminio en alúmina hidratada, lo que permite pasar los electrones y alimentar un dispositivo como un coche.

Según indican en metalectrique, este proceso puede funcionar con energía solar o eólica también. A los coches, seguramente, les pueda interesar la primera opción, portando placas fotovoltaicas en el techo (algo que ya hemos visto en algunos modelos)

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -