• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

La “rara” lista de los coches eléctricos más vendidos en el mundo: los chinos son líderes

Los coches chinos se han consolidado en el mercado mundial y las cifras lo demuestran. Su precio asequible los hacen una opción interesante.

Cuando uno se pone a ver la lista de los diez coches eléctricos más vendidos el pasado año, resulta curioso ver que en ella hay muchos chinos (puedes ver el ranking en el vídeo que encabeza esta noticia). Marcas, en definitiva, poco conocidas por la mayoría de la gente. Se cuelan firmas como BYD, Baic o Zotye, unas absolutas desconocidas en nuestro país.

Esto se debe a que China es el país que más eléctricos vende en el mundo. Aunque Noruega es el país con mayor número de coches eléctricos por habitante, la enorme población del país asiático lo convierten en la nación con más vehículos totales de este vehículo.

Esto también se debe a que su precio es más reducido, debido a dos cosas: no es necesario exportar las baterías (China es el mayor productor de este elemento en el mundo) y por lo general, los coches chinos, a nivel de acabados, seguridad y sensaciones de conducción son mucho peores que los vehículos europeos o norteamericanos. De ahí que los costes sean más reducidos y por tanto, así ocurra también con su precio.

BYD es el mayor vendedor de coches eléctricos entre los chinos… y en el mundo

Dentro de los coches chinos que hay en el mundo, destaca un productor por encima de todos: BYD. Esta compañía vendió en 2018 un total de 247.811, más que cualquier marca, incluida Tesla. De hecho, esta firma coló dos de sus coches entre los más vendidos del planeta. ¿Qué significa esto? Que efectivamente, China pretende dar el salto a Europa con sus coches eléctricos.

Porque el gigante asiático ya lo hizo con los coches de combustión, pero se topó con un mercado europeo repleto de competencia, con marcas asentadas y de buena reputación. De ahí que tanto chinos como indios (el caso de Tata es el gran ejemplo), tuvieron que abandonar el continente.

Pero con el coche eléctrico, China se ha adelantado a los europeos. Las firmas del gigante asiático comenzaron a producir este tipo de vehículos para anticiparse al mercado y así rivalizar con las firmas europeas. Y parece que, de momento, las cifras les dan la razón.

Aunque las marcas chinas no tienen prisa por salir del país. Su mercado es fuerte, venden ingentes cantidades de vehículos y por tanto, no tienen la necesidad urgente de exportar. De hecho, bastante trabajo les cuesta aguantar las embestidas de las firmas europeas, cada vez más presentes en el país. De ahí que en su día decidieran abandonar su aventura europea y centrarse en China.

Una vez las marcas europeas se asienten en el mundo eléctrico, ¿serán los coches chinos capaces de vender sus coches en Europa? Lo dudamos bastante, pero todo es esperar y observar qué termina sucediendo.

Te puede interesar...

- Publicidad -