• Inicio
  • Coches

El mantenimiento de un coche eléctrico o híbrido es más barato

Siempre existe ese miedo: a más tecnología, más gasto. ¿Cuántas veces has escuchado a tu cuñado decir “los elevalunas eléctricos no valen para nada”? Pues con la electrificación e hibridación, ocurre lo mismo pero a la enésima potencia. Hablemos de mantenimiento del coche eléctrico e híbrido.

Lo cierto es que en el caso de estos coches, su mantenimiento es más barato. Su mecánica es mucho más sencilla que la de un coche tradicional, algo que se traduce en un ahorro en las revisiones y en un menor porcentaje de averías.

el mantenimiento es hasta un 80% más económico

Por ejemplo, estos coches gastan menos aceite. Esto supone que este dura en buen estado durante más tiempo y además, no hay que rellenarlo de manera ocasional. Esto te supondrá una alegría a la hora de pasar la revisión, ya que tu factura se verá reducida. Un motivo más para creer que el mantenimiento de tu coche eléctrico o híbrido es más barato.

En algunos casos, como en los coches con cambio de variador continuo, no hay embrague. Hablamos de los híbridos de Toyota, Subaru, Lexus u Honda. Y en otros, es el propio motor eléctrico quien se encarga de cambiar de marcha. Por tanto, el desgaste de esta pieza, tan habitual a la hora de pasar la revisión, se elimina. Lo mismo ocurre en los coches eléctricos con este tipo de mecánicas de cambio.

Por otro lado, las pastillas de freno y neumáticos duran más con este tipo de coche. ¿El motivo? El freno motor. Estos coches, gracias a la frenada regenerativa, tienen un mayor nivel de retención a la hora de soltar el acelerador. Eso supone que no sea tan necesario echar el pie sobre el freno.

Así es el Nissan Leaf 2019

En algunos casos, como el Nissan Leaf y su e-pedal, el uso del freno es anecdótico. Y en otros modelos como el Mitsubishi Outlander PHEV, es selectivo: a mayor retención, menor necesidad de pisar el freno.

Otro elemento que se desgasta menos es el filtro antipartículas en el caso de los híbridos: este se mantiene limpio durante más tiempo gracias a que el motor de combustión trabaja menos.

Por tanto, si compras un coche de energía alternativa, verás drásticamente reducidas las visitas al taller y la factura de las revisiones, ya que mantener este tipo de coches es hasta un 80% más económico si lo comparamos con un diésel y un 60% frente a un gasolina.

- Publicidad -
- Publicidad -