• Inicio
  • Coches

Mi coche híbrido cumple diez años y esta es mi experiencia

Los décimos aniversarios siempre son especiales. Y toca echar la vista atrás para ver si comprar un coche híbrido fue tan buena idea como pensé entonces.

Han pasado casi 10 años desde que decidí comprarme un coche híbrido, en mi caso, un Toyota Auris HSD Advance, y hoy en día sigo pensando que fue una adquisición acertadísima.

Mi principal motivación al buscar un coche de estas características era ahorrar combustible, así que, después de un pequeño estudio de mercado, me decanté por la marca japonesa. Además de cumplir este requerimiento, me encontré con algunos beneficios más, que comentaré más adelante, y que, con el tiempo me confirmaron una elección correcta.

Toyota Auris HSD

Para empezar, el ahorro de combustible es alto. Y es que haciendo una conducción, por norma general, suave y responsable se consiguen consumos de 4,5 l/100km en urbano y 5l/100km en combinado. Aunque hay variables que los modifican sensiblemente, como el número de ocupantes, el uso de calefacción o aire acondicionado o la velocidad.

Dicho esto, ¿se ahorra combustible a largo plazo con un coche híbrido? Sí, se ahorra. Mi experiencia me ha llevado a saber que su deposito de 40 litros puede ofrecer una autonomía de entre 750 y 800 kilómetros aproximadamente, dependiendo del tipo de conducción. Esto se refleja en que puedo pasar 3 semanas o incluso un mes sin preocuparme de llenar el deposito. Menor consumo, mayor ahorro.

Toyota Auris HSD

Como decía anteriormente, además de un ahorro de combustible, este tipo de automóvil ofrece otros beneficios que deben de tenerse en cuenta:Emisiones de Co2 por debajo de la media del mercado. Esto se traduce en que, además de contaminar menos, muchos ayuntamientos cuentan con exenciones en el impuesto de circulación de un porcentaje y tiempo determinado y que reducen el importe anual en los primeros años de vida del vehículo.

Estos porcentajes y duración de la ayuda dependen de cada ayuntamiento, y varían en cada municipio. Por cierto, en mi caso y en otro de un familiar, hubo que hacer un escrito y reclamar esta ayuda, porque parece que aún no se había automatizado esta exención.

Toyota Auris HSD

Revisiones más económicas. Desde un primer momento fue una de las características que más destacan desde Toyota. Estos coches, a diferencia de los tradicionales, carecen de ciertos componentes, e incluso, algunos elementos sufren menos desgaste. Por ejemplo, gastan menos aceite, no llevan embrague, usan cadena y no correa, la frenada regenerativa ayuda a alargar la vida de pastillas y discos de freno, etc…

En mi caso, los cambios en revisiones más destacables han sido el de las bujías, las pastillas de freno y los neumáticos, a los que conseguí sacar unos 85.000 kilómetros haciendo las rotaciones entre ejes aconsejadas.

Toyota Auris HSD

Bonificación del 50% en el pago del estacionamiento regulado. En Madrid, ciudad donde vivo, conduzco y aparco, tienen esta exención para vehículos híbridos, que básicamente es otra ayuda más para el bolsillo.

Resumiendo, mi experiencia ha sido y es muy satisfactoria. Conduzco prácticamente a diario y después de 160.000 kilómetros en casi 10 años, afirmo convencido que volvería a comprarme un coche híbrido sin dudarlo, pues los resultados y beneficios han sido superiores a mis expectativas.

- Publicidad -
- Publicidad -