• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

Nadie es más rápido que el híbrido Koenigsegg Regera: de 0 a 400 km/h en 22,87 segundos

Un récord de locos. Primero, por el mero hecho de alcanzar los 400 km/h y segundo, porque este Koenigsegg Regera lo hace más rápido que nadie.

La electrificación está logrando récords que hasta ahora parecían una locura absoluta. Porque cuando parecía que el Koenigsegg Agera RS era insuperable, han vuelto para dar aún más guerra con el Regera. De esta forma, la marca mantiene y al mismo tiempo, se aleja de sus competidores, a la hora de ostentar el título del coche de producción más rápido del mundo: alcanza los 400 km/h en 22,87 segundos.

Una velocidad de auténtica locura que no todo el mundo es capaz de dominar y mucho menos, asimilar. De ahí que la firma escogiera para esta prueba al piloto Sonny Persson y una pista lo suficientemente larga como para permitir este test sin riesgos de ningún tipo. Se trata de Rada, un aeródromo ubicado en Suecia.

Para celebrar el título, la firma nos ha mostrado este espectacular vídeo en el que este Koenigsegg Regera logra el nuevo récord, que no solo consta de alcanzar los 400 km/h, sino también de volver a estar parado lo más rápido posible. ¿El tiempo total? 31,49 segundos. Es decir, que frenar por completo a 400 km/h solo le costó 8,62 segundos. Supera al Agera RS en 1,8 segundos, que firmó este mismo récord en 2017.

¿Tiene truco este récord? Ninguno, ingeniería pura. Porque este Koenigsegg Regera de récord es idéntico al que cualquier puede llevarse a su casa. Las únicas diferencias, por motivos de seguridad, fueron una jaula antivuelco y un arnés de cuatro puntos en sustitución del clásico cinturón de seguridad. Por lo demás, mismo peso, mismo equipamiento y por supuesto, mismo motor. Sin trucos.

Hablamos de ingenieria pura porque este Koenigsegg Regera cuenta con tres motores eléctricos (uno en cada rueda trasera y otro en el cigüeñal) que se combinan con un propulsor gasolina 5.0 V8 twin-turbo. Un total de 2.000 Nm de par y algo más de 1.500 CV. Una locura absoluta. Además, este coche lleva un sistema patentado por la marca que sustituye a la caja de cambios. Su nombre es Koenigsegg Direct Drive.

En cuanto a la batería, cuenta con una muy pequeña de 9,27 kWh cortesía de Rimac. Un compañero de viajes perfecto, ya que la firma croata es experta en coches eléctricos de alto rendimiento. Vamos, que es el coche perfecto para este tipo de récords. Y eso que la firma asegura que el récord es mejorable. Esto se debe a que al tratarse de una pista de aviones abandonada, el asfalto no estaba en las mejores condiciones.

Te puede interesar...

- Publicidad -