• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

Por cosas así, el Autopilot de Tesla exige la atención del conductor

El Autopilot de Tesla es un elemento clave de seguridad, pero requiere una actitud activa por parte del conductor por situaciones como esta.

El Autopilot de Tesla ha salvado de muchos accidentes a los propietarios de sus coches. Esto es una realidad que hemos ido viendo con el tiempo. Pero este sistema necesita la atención del conductor para tomar las riendas en cualquier momento, ya que no es un sistema autónomo, si no una ayuda a la conducción. Y hoy, os vamos a contar por qué.

Este vídeo está genial para ejemplificarlo. Nuestra vista observa un atasco en la lejanía, pero al ser una curva a izquierdas, con los coches “fuera de la trayectoria del Tesla” y con una mediana de por medio, los sensores del coche no son capaces de detectar la retención hasta que está excesivamente cerca. Un conductor despistado hubiese sufrido un accidente… pero en esta situación no sucede, porque pisa el freno a tiempo.

En el segundo vídeo, el Tesla si detecta el atasco a tiempo, pero hace una frenada muy brusca. Esto significa que el conductor, con el Autopilot activado y una actitud pasiva, no sufrirá un impacto frontal… aunque con una frenada tan repentina, sí puede ser embestido por la espalda.

Es por eso que Tesla incide en que al volante, el piloto es una parte activa y clave de la conducción. No, no es posible echarse una siesta como este conductor imprudente: se puede conducir más relajado, sabiendo que el coche ayudará lo máximo posible en evitar incidentes, pero sabiendo que los responsables últimos somos nosotros, los seres humanos.

La actitud activa por parte del conductor es clave para evitar accidentes de cualquier tipo

Por eso, aplaudimos la actitud de este conductor y su forma de mostrarnos cómo funcionan las cámaras de Tesla. Unos dispositivos tremendamente efectivos, pero no infalibles… aunque sí lo son en combinación con el conductor.

Te puede interesar...

- Publicidad -