• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

¿Por qué no hay que cargar un coche eléctrico en un enchufe normal?

El desconocimiento hace que el usuario del coche eléctrico tienda a cargarlo en un enchufe normal o schuko. Pero esto no es nada recomendable.

Todo coche eléctrico viene con un cable de emergencia que te permite cargarlo en un enchufe cualquiera. En un Schuko, como se denomina. Una opción lenta pero viable para esos momentos en los que no le queda batería al coche y es necesaria una pequeña inyección de kilómetros para llegar al destino. Pero ese cable es para eso, “emergencias”, para nada más.

Utilizar un Schuko como punto de carga habitual es un error salvo que sepamos al 100% que esa instalación está concebida para vehículos eléctricos. De no ser así, puede provocar un agravio en la batería a largo plazo que reduzca su autonomía total, así como su vida útil. Por eso, en muchos centros comerciales, estas tomas tienen un letrero cerca que piden “no carguen aquí sus coches eléctricos”.

Piensa que un enchufe de un parking pudo ser instalado hace muchos años o que su circuito no está preparado para otorgar tantos kWh como pide el coche. Y esto puede provocar cortes de luz en el propio edificio (habría que enchufar varios coches) o cortocircuitos que dañen la instalación eléctrica del lugar.

Por tanto, lo ideal es cargar el coche en puntos que han sido preparados específicamente para ello. En Electromaps puedes encontrar el más cercano a tu vivienda o puesto de trabajo. De este modo, podrás evitar que tu coche eléctrico envejezca de forma prematura o que sufra algún tipo de avería en su batería (te recordamos que este es el elemento más caro, de largo, de un vehículo de estas características).

Eso sí, si has decidido no usar un Wallbox en tu casa y has instalado un Schuko (o un enchufe de toda la vida), puedes cargar tu coche eléctrico sin problemas. Porque entendemos que si has hecho esa instalación es para cargar tu coche y por tanto, esta está preparada para ello. Además, los cargadores de emergencia cuentan con un punto de control para evitar una sobrecarga o cualquier tipo de avería.

Por otro lado, si es poco recomendable enchufar un coche eléctrico en una instalación desconocida, no queremos ni mencionar el uso de alargadores. Muchos fabricantes no recomiendan el uso de este elemento bajo ningún concepto. Y algunos de ellos, como Renault, elimina la garantía del vehículo si el propietario lleva a cabo esta práctica. Por tanto, no estamos hablando de algo baladí.

Así que ya sabes, si te decides por un coche eléctrico, apuesta por cargarlo en puntos seguros y preparados para ello. Porque con el bajo mantenimiento que tienen estos coches, no querrás ‘cargarte’ antes de tiempo el único elemento que sí sufre con el paso del tiempo.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -