• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

¿Qué pasa cuando te quedas sin batería en un coche eléctrico?

En caso de quedarte sin batería, ya no es tan fácil resucitar tu coche eléctrico como llamar a un amigo con una garrafa de combustible. Así que sigue estos consejos.

Quedarse sin carga en la batería de un coche eléctrico no se arregla con unos cables. Si no, que se lo pregunten a mi amigo Toño. Hace unos días se quedó tirado: pecó de optimista y de regreso a su casa la e-realidad lo dejó tirado a pocos kilómetros.

Al solicitar ayuda a su aseguradora, le mandaron un vehículo de asistencia ligera que, con la mejor intención, pretendía reanimarlo con una batería de 12 voltios… cuando harían falta casi 400 más.

Por tanto, para que no te suceda lo mismo en caso de quedarte sin batería en tu coche eléctrico, deberías seguir una serie de consejos. Estarás cubierto, te sentirás seguro y sabrás que hacer en cada momento.

Consejos a seguir por si te quedas sin batería en un coche eléctrico

Lo primero que debes hacer al comprarte un coche eléctrico es comprobar las coberturas de los seguros. Al igual que algunas pólizas no cubren los traslados en caso de quedarse sin gasolina, hay casos en los que puede ocurrir lo mismo si agotas la batería en tu coche eléctrico se queda a cero.

Esto primero es importante: con un operador de la aseguradora al otro lado del teléfono, al decir “me he quedado sin batería”, hay que especificar que se trata de un coche eléctrico. Por tanto, sabrán que se ha agotado la energía de la batería principal, la única fuente de energía para mover nuestro coche eléctrico.

Hay que ser conscientes de que es imposible llegar al destino. Ahí, lo mejor es anticiparse al fatídico momento del silencioso parón. Por tanto, si conduces por una carretera principal, abandónala para no quedarte literalmente parado en medio de la misma. Un coche eléctrico pesa de media 300 kg más que uno térmico, por lo que ponerse a empujar no es buena idea.

Asume que has perdido unas cuantas horas. Como no es posible pedirle a un amigo que traiga una garrafa de “20 voltios” de la gasolinera más cercana, toca subirse a la grúa y llevarlo a buen puerto… de carga.  

Por último, prevención para futuras ocasiones. Disfruta de tu coche eléctrico y no pierdas de vista la aguja del “bateriómetro”, por pocos kilómetros que te falten para llegar a tu destino. Aunque también puedes leer nuestros consejos para optimizar la batería y alargar su uso.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -