• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

¿Qué valorar antes de comprar un coche eléctrico?

A la hora de comprar un coche eléctrico, hay que tener en cuenta más variables que nunca. Aquí te mostramos los puntos clave que debes valorar.

Si nunca has tenido un coche eléctrico, comprar uno supone un cambio notable. La conducción es diferente, así como la forma de moverse. Por tanto, antes de comprar uno, debes valorar muchas cosas. Ya no vale con que “gaste poco y sea bonito”, que básicamente son los dos valores en los que se basan los compradores actuales.

Autonomía

Cualquier eléctrico actual te permitirá hacer una vida diaria normal. Podrás acudir al trabajo y volver a casa sin problemas durante varios días sin necesidad de cargar. Es más, te sobrará autonomía para hacer recados, visitar amigos o realizar tus hobbies favoritos.

Esto es fantástico y no supone una preocupación. Pero sí puede serlo si, por ejemplo, tienes una casa en la sierra, en la playa o en algún punto donde disfrutes de tu merecido descanso durante el fin de semana. Ahí si debes plantearte si tiene autonomía suficiente para hacer el viaje de ida y vuelta con tranquilidad.

De otro modo, tu coche eléctrico limitará tus movimientos y precisamente, cuando uno compra un vehículo, lo hace para tener plena libertad de movimientos.

Punto de carga

Antes de comprar un coche eléctrico, plantéate donde vas a dejarlo. Si tienes plaza de garaje en propiedad, no hay problema. Basta con hablar con la marca en cuestión o con una empresa que se dedique a la instalación de puntos de carga. Además, tendrás que avisar al presidente de la comunidad por escrito (si vives en un bloque de pisos) de que pretendes instalar un punto de carga. Una vez hecho esto, nadie puede impedir que lo hagas.

Eso sí, si tu plaza es alquilada, deberás hablar con el propietario. Quizá puedas llegar a algún tipo de acuerdo con él para instalarlo. Eso sí, si no quiere, no puedes hacer absolutamente nada. Deberás cargarlo en la calle. Y ese es el siguiente punto sobre el que hablar.

Cargar el coche en la calle

Lo mejor que puedes hacer es descargar Electromaps. Si cuentas con una gran cantidad de puntos de carga en tu zona, ya sean gratuitos o de pago, enhorabuena: tu entorno es ideal para adquirir un vehículo eléctrico.

Ya os contamos cómo cargar en puntos de carga públicos y sus tarifas respecto a cargar en casa. Quizá, con la diferencia de precio, te interese, incluso, adquirir una plaza de garaje que puedas encontrar a un buen precio. Las variables son infinitas y todas ellas, al fin y al cabo, dependen de tu presupuesto.

Precio… en toda su vida útil

Hasta ahora, la gente simplemente se fijaba en cuánto costaba el coche en su precio directo de compra. Ahora eso no debe ser así, se tienen que tener en cuenta más variables. Porque el mantenimiento es más barato que en un coche de combustión y el desgaste de sus piezas es menor.

¿Esto qué significa? Que un coche tradicional con características similares es más barato, sí, pero a largo plazo seguramente te acabe saliendo caro. Los coches eléctricos no se estropean y además, cargarlos resulta mucho más barato. Así que valora todos estos conceptos a la hora de comprar tu coche eléctrico porque seguramente, acabes sacando conclusiones muy positivas a largo plazo.

Los eléctricos suelen ser más potentes, pero aprende su unidad de medida

Aunque muchas marcas te facilitan la conversión de kW de potencia a CV en su catálogo para que te hagas una idea (muy similar a la conversión de euros a pesetas al principio de la vida de la moneda única), esto dejará de ser así dentro de un tiempo.

De ahí que lo ideal es que aprendas cómo convertir los CV en kW hasta que sepas cuánta potencia tiene tu coche sin tener que recurrir a la vieja unidad de medida. En EVPro ya te contamos como hacer mentalmente este cálculo de manera sencilla.

Conoce todos los elementos tecnológicos con los que cuenta el coche

A más tecnología, más gasto eléctrico. Esto es así. Aunque las cifras sean mínimas, cada granito de arena suma. Si cuenta con muchos displays digitales, mira si puedes calibrar su brillo para que este no consuma demasiado (como los móviles, a más brillo, más gasto energético), así como otros elementos que puedan reducir la autonomía original de tu vehículo, como la carga inductiva, el climatizador,…

Ten en cuenta todo esto para calcular la autonomía real del vehículo, ya que si cuenta con tecnología que no necesitas o de la que puedes prescindir, mejor. De este modo, toda la energía estará destinada a impulsar tu coche y de este modo, la batería te durará durante más tiempo.

Aunque eso sí, ya os contamos que es mejor ir cómodo en tu coche, ya que el gasto del climatizador, por ejemplo, no es lo suficientemente alto como para prescindir de su uso.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -