• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

Renault apuesta por el hidrógeno en sus Kangoo y Master

Tanto el Renault Master Z.E. como el Kangoo Z.E Hydrogen, con hidrógeno, mejoran la autonomía de sus hermanos con batería de ion-litio.

El hidrógeno es una de las principales apuestas de los fabricantes de automóviles. Y con razón, cada vez hay más. Porque se trata de una fuente de energía limpia, que se reposta en menos de diez minutos y que promete una alta autonomía. La última en llegar al hidrógeno ha sido Renault, que ofrecerá versiones de su Kangoo Z.E. y su Master Z.E. con un nuevo apellido: hydrogen.

Sin duda, una opción interesante para transportistas, ya que mejora la autonomía de sus hermanas eléctricas. Tanto la Renault Kangoo Z.E. Hydrogen como la Master, podrían recorrer más de 350 km con una sola carga, mientras que ahora, respectivamente, tienen 230 y 120 kilómetros de autonomía.

La Renault Kangoo Z.E. Hydrogen comenzará a venderse a finales de este mismo año, mientras que la Master Z.E. Hydrogen llegará más tarde: a mediados de 2020. Aunque para que triunfe esta fuente de energía, es necesario instalar nuevas ‘hidrolineras’: en España, tan solo hay seis: en Albacete, Huesca, Zaragoza, Puertollano y dos en Sevilla.

Por tanto, si vives en una de estas ciudades, el hidrógeno puede ser una gran solución para tu empresa. Al fin y al cabo, es cero emisiones (por su escape sale únicamente vapor de agua) y resulta económico de repostar.

Resultado de un experimento que arrancó en 2014

Renault vuelve a demostrar que los fabricantes no improvisan. Sabían que el hidrógeno sería una posibilidad real en los tiempos que corren y comenzaron a trabajar en ello, en 2014, junto a Symbio, la filial de Michelin dedicada a la pila de combustible.

Para ello, Renault puso en circulación más de 200 Kangoo Z.E. con batería de 22 kWh y una pila de combustible para que funcionase como ‘range extender’. Los resultados fueron muy positivos y en 2017, se renovaron estos vehículos con un nuevo motor, una batería de 33 kWh y un cargador distinto para reducir el consumo eléctrico.

La Master Z.E. hydrogen apareció con la misma mecánica, aunque adaptada a su tamaño y peso. Y los resultados positivos llevan a Renault hasta hoy, momento en el que ambos modelos de hidrógeno están en la pista de despegue para viajar al mercado real.

Frente a los coches eléctricos con batería, cuenta con algunas ventajas. Por ejemplo, el climatizador no reduce la autonomía. En invierno, la pila de combustible emite calor y este es filtrado hasta la cabina para calentarla. Es decir, que no requiere de electricidad para hacerla funcionar.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -