• Inicio
  • Coches

Seat TGI: tres depósitos de gas, gran autonomía y etiqueta ECO

Seat nos ha mostrado su gama TGI al completo, compuesto por tres coches más el Mii, que aunque no está dentro de la gama, cuenta con tecnología GNC.

Seat tiene la gama de coches de gas más completa del mercado: bajo la denominación Seat TGI, cuenta con cuatro modelos de su catálogo ya cuentan con propulsión por Gas Natural Comprimido. Una fórmula mediante la cual los vehículos de Seat reciben la etiqueta ECO, que permite acceder al centro de las ciudades entre otros muchos beneficios en las grandes urbes.

El Arona, el Ibiza y el León, todos ellos bajo la denominación TGI, tienen hasta 500 kilómetros de autonomía solo con GNC, a lo que hay que sumar un depósito de gasolina adicional de nueve litros para evitar que te quedes sin combustible en una zona comprometida. Este cambio del depósito de gasolina se debe a que Seat ha añadido un tercer depósito de GNC para aumentar aún más la autonomía de sus coches y mantener la etiqueta ECO de cara a 2020.

En total, suman más de 1.000 km de autonomía para llegar muy lejos por un coste muy bajo, ya que el kilo de GNC cuesta en torno a 80-90 céntimos. Esto permite, en total, ahorrar un 50% respecto a un gasolina y un 30% frente a un diésel. Y comparado con un híbrido enchufable o híbrido normal, resulta también más barato si se tiene en cuenta el coste del vehículo.

Además, no solo desahogarás a tu bolsillo, conseguirás mejorar la calidad del aire, algo que preocupa mucho hoy en día y que ya te contamos como afecta a la salud. Reduce un 25% las emisiones de CO2 respecto a un coche de gasolina equivalente y hasta un 75% de gases NOX si lo comparamos con un diésel.

Así están repartidos los depósitos de GNC en el interior del Seat Arona

¿Qué motores equipan? Tanto el Arona como el Ibiza llevan bajo el capó un propulsor 1.0 de tres cilindros de 90 CV. Ambos tienen un empuje adecuado y son suaves de conducir, además de muy manejables. Nos sorprendió gratamente el Ibiza, ya que cuenta con una caja de cambios nueva de seis velocidades que ha hecho que las marchas sean más cortas y por tanto, sea mucho menos perezoso, uno de los “debes” que tenía este coche.

Además, desde su lanzamiento cuenta con cuatro acabados diferentes, para que el cliente elija lo que más se adapta a sus necesidades. Por tanto, son ideales para ciudad y hacer, ocasionalmente, algún viaje.

Seat nos ha mostrado su gama TGI al completo, compuesto por tres coches más el Mii, que aunque no está dentro de la gama, cuenta con tecnología GNC.

Por su parte, el Seat León, con sus carrocerías ST y cinco puertas, si es un coche preparado para largas distancias gracias a su motor con 130 CV de potencia. Sustituye al anterior, que ya iba fantásticamente bien, de 120 CV. Por tanto, más potencia para un coche cuyo bastidor, lanzado hace ya años, sigue pareciendo que fue creado ayer gracias a su gran rendimiento. A ello hay que sumarle su habitabilidad, que lo hace perfecto para combinar un uso urbano y extraurbano. Para nosotros, el favorito de la gama sin duda.

Por último, el más urbanita de todos es el Seat Mii, que no ha cambiado en nada. Los planes de Seat pasan por hacerlo 100% eléctrico en un periodo corto de tiempo, de ahí que no haya recibido novedades. Un coche de pequeñísimas dimensiones, ideal para ‘ratonear’ por ciudad. Cuenta con 68 CV y sus depósitos son algo más pequeños que los de sus hermanos mayores: ofrecen 380 km de autonomía.

Sus precios, además, son muy competitivos: el Ibiza cuesta 12.960 euros con descuento de la marca, mientras que el León tiene un coste de 19.120 euros, a lo que habría que sumar 1.020 euros adicionales por la carrocería familiar ST. El Arona, por su parte cuesta 18.120 euros.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -