• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

Seis motivos por los que el BMW i3 es ya un icono para la marca

El BMW i3, para bien o para mal, es un coche muy especial. Un eléctrico diferente por diseño, comportamiento y materiales utilizados.

El BMW i3, cuya prueba podréis leer mañana en EVpro, es un coche muy especial. De hecho, Oliver Zipse, CEO de la marca, lo ha elevado a la altura de ‘icono’ recientemente. Esta semana nos hemos sentado en él y hemos comprobado por qué hizo esas declaraciones. Mañana os lo contaremos con mucho más detalle.

Antes de mostrároslo en detalle, os vamos a decir por qué es un coche tan especial y el motivo por el que, tras seis años en el mercado, sigue aumentando su volumen de ventas año a año. ¿Nos acompañáis a conocer este coche tan especial?

El BMW i3 es un icono en cuanto a diseño

Los coches eléctricos, cuando llegaron al mercado, debían vender futuro. Y ahí llegó el BMW i3, como una nave espacial, al igual que su hermano mayor, el BMW i8. Una imagen muy diferente a lo que nos había mostrado la marca hasta entonces y unas formas muy llamativas.

Una propuesta arriesgada que consigue su propósito: que lo ames o que lo odies. Porque como podéis ver en la imagen, apenas ha alterado su esencia, tan solo algunos detalles para mantenerlo actual. Y que un coche logre esta disparidad de opiniones es algo muy positivo, al menos para nosotros: significa que no deja indiferente a nadie.

¡Sin pilar B!

Una de las cosas más importantes en las que uno se fija al abrir el BMW i3 es la ausencia del pilar B. Los cinturones de seguridad van anclados a las puertas, al no existir este componente. Y las puertas traseras son suicidas, lo que permite disfrutar, desde fuera, de una imagen muy curiosa del interior del vehículo. Sin duda, uno de los elementos diferenciadores de este BMW i3 que repetimos: te puede gustar o no, pero convierte a este coche eléctrico en un vehículo tremendamente especial.

Materiales reciclados… desde 2013

Ahora Tesla ha eliminado el cuero de sus vehículos para hacerlo más vegano. Y por lo general, todas las marcas están utilizando materiales reciclados para sus coches. Otro ejemplo es el nuevo Renault ZOE, que ha hecho parte de sus telas con cinturones de seguridad reciclados. Pero esto es algo que BMW lleva haciendo desde el año 2013.

El bastidor de este vehículo, por ejemplo, es de aluminio. Pero este aluminio no es nuevo: proviene del reciclaje de 479 latas de refresco. Las parte de cuero están teñidas con hojas de olivo caídas. Y la tela se ha hecho a partir de 25 botellas PET recicladas. El resto de elementos están hechos de fibra de cáñamo. Vamos, que BMW empezó con esta tendencia ¡hace seis años!

El BMW i3 cuenta con una llave muy especial

La llave del BMW i3 es diferente a las del resto. Es como si hubiesen, de alguna manera, aplastado una llave de cualquier otro BMW. Pero el diseño tiene todo el sentido del mundo: está hecha con semillas de aceite de ricino. Vamos, que este componente del coche también ha buscado ser lo más eficientes posible.

Madera sin tratar en el salpicadero… ¡Madera de verdad!

Interior BMW i3

Muchos coches llevan madera para que sea más elegante. O cuentan con un acabado en plástico que luce igual que la madera, pero que no lo es. En el caso del BMW i3, es madera de eucalipto, muy resistente a la humedad. Y sin tratar, al natural. Un árbol ideal para la producción de madera, ya que crece con mucha rapidez.

Pero no os preocupéis, BMW no favorece la deforestación: toda la madera que utiliza en este coche proviene de plantaciones con certificado FSC, que garantiza el uso sostenible de los bosques.

Uno de los pocos coches eléctricos con tracción trasera

BMW i3 llantas

Los coches eléctricos, por lo general, cuentan con tracción delantera o total. Pero salvo los Tesla, hay muy pocos vehículos 100% cero emisiones con esta configuración. El BMW i3 es uno de ellos, siendo acorde con la tradición de la marca (aunque el nuevo Serie 1 o el Serie 2 Active Tourer hayan cambiado esta tendencia).

Por tanto, esto no lo convierte en un coche diferente dentro de la marca, pero sí en el mercado de los vehículos eléctricos. Así que ya sabes, apunta este motivo como otro punto diferenciador de este BMW i3 frente a sus competidores directos.

Si quieres saber más del BMW i3, mañana te contaremos cómo es y cómo va. Pero de momento, os dejamos este artículo sobre las curiosidades de un coche que, efectivamente, es un icono para la marca alemana.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -