• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

Te explicamos como funciona una ‘gasinera’ para repostar GNC

Se trata de un proceso novedoso y que te generará dudas al principio, pero pronto comprobarás lo sencillo que resulta hacerlo

Los coches impulsados por Gas Natural Comprimido (GNC) están cada día más presentes en nuestra sociedad. Su gran autonomía y lo barato que resulta repostar es un gran aliciente para los clientes potenciales. Y a esto hay que sumarle que llevan la etiqueta ECO… Pero, ¿cómo es el proceso de repostar GNC?

Pero, ¿cómo es de seguro repostar estos coches? Hemos hecho la prueba y además de ser sencillo, no hay nada que temer. Se trata de un sistema prepago con tarjeta

Pasos a seguir

  • Dirígete al panel (o paneles) digitales que hay en la gasinera. Ahí, selecciona la manguera en la que se ubica tu coche y elige cuánto dinero pagar. ¿Y si te echas demasiado? No hay problema: la estación de servicio te devolverá al instante la cifra sobrante. Tendrás que pagar, o al menos así es nuestra experiencia, con tarjeta.
  • Después, vuelve a tu coche y abre la tapa donde normalmente echarías gasolina. Ahí encontrarás la entrada de dos depósitos: uno más grande, para gasolina y uno más pequeño, para GNC.
  • Pulsa un pequeño botón que hay en la manguera para descolgarla y conéctala a la entrada de GNC. Después, tira de la palanca azul que se encuentra en la boca de la manguera para cerrar la conexión de forma hermética. De este modo, no habrá escapes de gas.
  • Pulsa el botón que se encuentra en la pared, normalmente de color verde. Ahora queda esperar unos segundos hasta que el GNC pase del surtidor a tu coche. Tranquilo, el proceso es muy rápido.
  • Repite el proceso a la inversa: gira la palanca azul para quitar el cierre hermético, cuelga la manguera y ya estás listo para disfrutar muchos más kilómetros con tu coche

¡Cuidado con las tardanzas!

En gasolineras, no hay prisa por echar gasolina. Una vez pagas, puedes ojear las revistas que venden o curiosear por la tienda. Tu surtidor está abierto y no se va a cerrar. Pero en las gasineras, una vez pagas, debes ser rápido: como medida de seguridad para evitar fugas de gas, si tardas demasiado el surtidor te hará repetir todos los pasos explicados anteriormente.

Si esto te ocurre, no te preocupes por el dinero que ya has pagado: el sistema, en cuanto detecte que no has repostado, te devolverá el importe de forma inmediata.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -