• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

Tiemblan los talleres: mantener el Peugeot 208 gasolina es dos tercios más caro que el eléctrico

Desde PSA señalan que los coches eléctricos como el Peugeot e-208 necesitan pasar menos tiempo por el taller y necesitan menos mantenimiento.

Los coches eléctricos serán una seria amenaza para los servicios postventa. Así lo ha reconocido Helen Lees, jefa de vehículos eléctricos y conectados de PSA. Y puso como ejemplo el nuevo lanzamiento del grupo, el Peugeot 208.

Según la ejecutiva del grupo francés, la sencillez de los coches eléctricos y su menor necesidad de ser reparados puede ser un problema. En concreto, para talleres y servicios postventa de la marca. Lees aseguró que en PSA consideran que el Peugeot e-208 requerirá, por parte de los usuarios, una tercera parte del gasto que necesita el Peugeot 208 de gasolina.

plataforma Peugeot e-208

Y esto se refiere únicamente a las revisiones que realiza la propia marca después de adquirir un coche como el Peugeot e-208. Por tanto, a las marcas también les costará dinero el coche eléctrico en este aspecto. No solo a la hora de invertir grandes cantidades de dinero para desarrollar una tecnología completamente nueva.

“Los vehículos eléctricos necesitan menos piezas y por tanto, tienen que pasar menos tiempo en el taller. Esto, en última instancia, significa menos tiempo en los servicios postventa. Por eso hemos diversificado nuestro negocio en áreas como, por ejemplo, la movilidad compartida”, aseguró Helen Lees, en unas palabras recogidas por Autocar.

Peugeot e-208

De hecho, la movilidad compartida no será la única manera que PSA Group pretende paliar las pérdidas producidas por los coches eléctricos. “A largo plazo, quizá nuestros concesionarios sean también centros de movilidad donde haya alquileres”, aseguró.

Los talleres tradicionales, en peligro ante la llegada de los coches eléctricos

Eso sí, Lees considera que las marcas, en estos momentos, se encuentran en una posición favorable frente a los talleres convencionales. “Los propietarios de vehículos eléctricos vuelven a los concesionarios porque los operadores del mercado secundario no están necesariamente preparados para esta tecnología en la misma medida que los fabricantes”, sentenció.

Por tanto, quizá los que tengan más que perder con los coches eléctricos sean los talleres tradicionales, ya que los propietarios de coches eléctricos necesitan visitar menos el taller y si lo hacen, generalmente acuden a los servicios técnicos de las propias marcas.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -