• Inicio
  • Coches
  • Calculadora
  • Consultorio

¿Un BMW i8 eléctrico? La decisión se tomará este mismo año

BMW se plantea si apostar por un i8 eléctrico. Sería más potente, aunque sus costes, así como su precio, también subirían. A finales de año lo sabremos.

Con la entrada de BMW como Safety Car de la Formula E, la marca alemana ya sembró la semilla de la duda. ¿Y si el próximo BMW i8 es 100% eléctrico en vez de híbrido enchufable? Pues según Autocar, la firma alemana se está planteando que esto sea así y la decisión se tomará antes de que acabe el año.

¿Os imagináis el espectacular y futurista BMW i8 con prestaciones 100% eléctricas? En la firma alemana ven un nicho claro de mercado, que por ahora -y aún no se ha lanzado- solo ocupa el Porsche Taycan. Y los resultados del superdeportivo de Stuttgart apuntan a que será un completo éxito: han necesitado aumentar la producción y ya tiene más reservas que el mítico 911.

Así es el actual BMW i8 Roadster

También tendría que enfrentarse, ya en 2022, al Audi R8, ya que se rumorea que para entonces, la firma de los cuatro aros lanzaría su superdeportivo con propulsión 100% eléctrica.

Dos líneas de pensamiento en torno al BMW i8

Según Autocar, este BMW i8 podría tener como base la plataforma del próximo BMW iNext, aunque con ciertas modificaciones dado el carácter deportivo que lo define. Porque este prototipo aún no cuenta con una plataforma propia, ya que aún está en desarrollo. De ser modular, como la MEB del Grupo Volkswagen, sería posible.

Eso sí, la inversión sería bastante grande, ya que para BMW, mejorar la plataforma actual del BMW i8 para mantener su sistema híbrido sería mucho más económico. Además de llegar a un acuerdo con algún proveedor de baterías, que últimamente no dan abasto. Ya os contamos cómo Panasonic no tendría stock suficiente para abastecer a Tesla en caso de que comience a producir su nuevo Model Y.

El BMW i8 es futurista y muy radical. Sin duda, uno de los coches más diferentes del mercado.

Porque en BMW también se plantean que el nuevo BMW i8 apueste por un motor de cuatro o seis cilindros en lugar del tricilíndrico que usa en estos momentos. De ese modo, llegaría a los 600 CV de potencia aproximadamente, frente a los 369 con los que cuenta la versión actual.

No solo eso: que siga siendo un híbrido enchufable permitiría a BMW ofrecer su i8 por un precio más competitivo, aunque gracias a la economía de escala de la firma, de ser eléctrico no necesitaría subir excesivamente su precio, ya que aún obteniendo un menor margen de beneficio por este superdeportivo, seguiría siendo rentable.

Por tanto, BMW se enfrenta al dilema de mantener unos costes de producción moderados manteniendo al i8 como un híbrido enchufable o bien, adentrarse en un proyecto de futuro que competiría con dos de la grandes firmas alemanas: Porsche y Audi. Antes de las campanadas de 2020, sabremos la decisión.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -