• Inicio
  • Motos
  • Calculadora
  • Consultorio

Probamos la Vespa Eléttrica: un clásico que ahora se enchufa

Ya hemos podido probar la nueva Vespa Elettrica de 50cc, una scooter ciclomotor que sacia el apetito mientras esperamos la llegada de la versión de 125 cc.

Nuestros compañeros de Moto1Pro han tenido en sus manos la nueva Vespa eléctrica, el nuevo producto de Piaggio. Su nombre no lleva a engaños: Vespa Eléttrica. Una moto muy interesante porque, tal y como señalan, la electrificación en una scooter es una solución ideal por tiempos de carga, porque se utiliza en distancias cortas y además, suele ser en ciudad, donde el aire está más contaminado.

Presentada en el Salón del Milán, desde Piaggio presumen que esta Vespa ofrece mucha tecnología sobre dos ruedas… Y no mienten al respecto. Porque esta moto se basa en dos pilares fundamentales: una gran sofisticación electrónica y un nivel de acabados premium. Porque, según afirman nuestros compañeros de Moto1Pro, hay muchas referencias a Tesla.

Nuestro compañero de Moto1Pro, Gonzalo de Martorell, se encargó de realizar la prueba

La unidad probada es la equivalente a la Vespa menos potente: la de 50 cc. Pero lo importante aquí son los acabados, de mucha calidad y los pequeños detalles. A destacar, que la moto no arranca con el tapón de recarga abierto o la conectividad con el smartphone para controlar cada parámetro del scooter.

Se distingue de una Vespa tradicional en su sepulcral silencio

Según señalan nuestros compañeros de Moto1Pro, la posición de conducción es idéntica a la de una Vespa de combustión… pero se hace extraño conducirla en completo silencio. Tan silenciosa, que es necesario mirar un indicador del cuadro de instrumentos para saber si está arrancada o no.

Una vez en marcha, cuenta con dos modos de conducción: una que beneficia a las prestaciones, llamada Power y otra más estándar llamada ECO. Este último limita la velocidad a 30 km/h, pero a cambio dota a la Vespa de una autonomía de casi 100 km.

Tecnológica, aunque manteniendo la estética clásica de Vespa

Esta Vespa eléctrica cuenta con un sistema de frenado KERS con dos opciones. Una es muy intrusiva, con gran retención, pero permite cargar la moto mediante la transformación de la energía de frenado en electricidad. La otra opción interviene menos.

Todo en la Vespa Elettrica está pensado para ciudad

El modo Power, el más dinámico de los dos, ofrece una arrancada similar a la de una moto de combustión, aunque en este caso, el propulsor decae rápido para volver a empujar con fuerza en regímenes más alto. Un modo ideal para calles grandes, con unos 5,5 CV de potencia equivalente, donde es necesario “pelearse” con los coches a una velocidad aceptable.

Lo malo es que en ese caso, la batería dura menos tiempo, algo que se evita con el modo ECO. Aunque es demasiado ECO, ya que equivale a 3 CV de potencia. Aquí, priman las recuperaciones a bajo régimen respecto a la aceleración. Ideal para tráfico denso y ratonear por el centro de las ciudades.

Sin duda resultará mucho más interesante la siguiente versión -ya equivalente a una 125- que veremos en verano y cuyas prestaciones los ingenieros de Piaggio calificaban de “revolucionarias”.

Mientras tanto, la primera Vespa Elettrica está ya disponible en los concesionarios a un precio de 6.390 euros.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -