• Inicio
  • Movilidad
  • Calculadora
  • Consultorio

Audi quiere ser líder, también en infraestructura de movilidad

El objetivo de Audi, más allá de ser una grande del automóvil, es convertirse en el proveedor premium líder en servicios de movilidad. Con ello su estrategia trasmite un claro mensaje: la transición a los vehículos híbridos y eléctricos pasa, no solo por fabricarlos, sino por crear y fomentar las infraestructuras que los mueven.

La carrera por la sostenibilidad y la transición ecológica en la industria automotriz sigue su marcha. Las marcas, van ampliando su gama de vehículos híbridos y eléctricos e invierten cada vez más en investigación y desarrollo de tecnología eléctrica. Audi, además de ello, se ha fijado en fomentar también la multiplicación de puntos de recarga para los vehículos, algo tan necesario como aún algo escaso.

Con este nuevo campo de trabajo, los alemanes se aseguran poder ser punta de lanza en esta área de la movilidad, así como, obviamente, abrir una nueva área de negocio.

La innovadora idea de Audi pasa por establecer en todas sus fábricas en Alemania, un punto de recarga eléctrica por cada diez plazas de aparcamiento. Estas, además, serán en buena medida también accesibles al público.

Audi lanza un claro mensaje de que, no basta con fabricar vehículos híbridos y eléctricos, sino que, para realizar una correcta transición, las infraestructuras son indispensables. Hay que tocar todos los ámbitos relacionados con la movilidad eléctrica.

Audi implementará 4.500 puntos de recarga

Desde la marca de los cuatro aros, quieren que esto no sea más que el comienzo, y buscan pasar a convertirse en el proveedor premium líder en servicios de movilidad, a parte, por supuesto, de seguir siendo una de las grandes marcas del automóvil. La apuesta es tan decidida que, esta primera oleada de puntos de recarga no tiene parangón en un país tan vanguardista en tecnología como Alemania. Todo esto conlleva, por supuesto, una dedicación y trabajo minucioso para llevar a cabo un proyecto de tal envergadura.

La planificación de toda la estrategia corre a cargo del equipo de proyecto, así como la inversión, el concepto, la gestión de la instalación y el funcionamiento de la infraestructura de recarga. Así como también la facturación de los procedimientos de carga.

Se pretende que en 2022 ya estén disponibles esos 4.500 puntos de recarga con una potencia de 22 KW. A su vez, hay que sumar el equipamiento de las tres sedes del Centro de Formación de Audi en el aeropuerto de Múnich, donde se conecta a la red el mayor parque de carga individual de Audi, con 2,1 megavatios de potencia. Además, la energía solar se utiliza para la recarga en combinación con un acumulador de baterías. Audi ampliará además su oferta de infraestructuras de movilidad eléctrica a otras empresas a medio plazo.

[Por Daniel Guillén]

Te puede interesar: ¿Cómo funciona el Audi e-tron? Los trabajadores de la marca lo aprenden con realidad virtual

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -