• Inicio
  • Movilidad
  • Calculadora
  • Consultorio

Los eléctricos e híbridos frenan el aumento general de las emisiones de CO2 en Europa

Las emisiones de CO2 han aumentado en la Unión Europea salvo en los países que han apostado con fuerza por los híbridos y eléctricos.

La Agencia Europea de Medioambiente ha mostrado los datos provisionales de emisiones de CO2 en turismos y vehículos comerciales vendidos en 2018 tanto en Europa como en Islandia. Y lo cierto es que son datos poco optimistas, ya que las emisiones de turismos han aumentado 2,0 g/km de media.

Eso sí, queda claro que la única fórmula para cambiar esta tendencia son los coches eléctricos e híbridos. Su impacto es evidente: donde las ventas fueron más altas (Islandia 15%, Suecia 8,4% y Países Bajos 6,8%), son los únicos sitios donde las emisiones disminuyeron. Algo que también ocurrió en Estonia, Finlandia y Malta. El resto de países aumentaron sus emisiones… cuando debería suceder lo contrario.

De ahí que la Agencia Europea de Medioambiente considere que los eléctricos e híbridos deben crecer a un mayor ritmo para cumplir con el objetivo de 95 g/km en 2021. Porque al igual que sus ventas han crecido un 50% respecto a 2017, tan solo representan un 2% del parque móvil de la Unión Europea e Islandia.

Unos datos preliminares a los oficiales, pero que se aproximan mucho. Y son muy importantes, ya que la Comisión Europea se basa en ellos para aplicar sus medidas. Habrá que esperar a final de año, aunque esta estimación es muy aproximada a la realidad.

¿Por qué han aumentado las emisiones de CO2?

La Agencia Europea de Medioambiente considera que el aumento de las emisiones de CO2 se debe al aumento de las ventas de vehículos gasolina en 2018, que emiten más CO2 que los diésel. Y también porque 1/3 de estos pertenecen al segmento SUV.

La Agencia acusa al crecimiento de las ventas de los SUV y al aumento de las matriculaciones de vehículos gasolina

Estos coches, que ahora están tan de moda en nuestro continente, cuentan con más peso, potencia y un peor coeficiente aerodinámico, de ahí que emitan más. De hecho, según este estudio preliminar, emiten de media 133 g/km, 13 g por encima de otros segmentos también impulsados por gasolina.

Porque los automóviles de gasolina experimentaron un aumento en las ventas, constituyendo casi un 60% de todas las matriculaciones, mientras que los diésel cayeron 9 puntos porcentuales respecto a 2017… algo que ha pasado a ser irrelevante. ¿Por qué? Porque las emisiones de CO2 de los diésel están, de media (121,5 g/km), más cerca que nunca de los gasolina. (123,4 g/km).

Por su parte, los vehículos comerciales, por su parte, aumentaron la misma cantidad: 2,0 g/km durante 2018, firmando un total de 158,1 g/km de media (el objetivo para 2020 es de 147 g/km). Y esto es más preocupante: desde 2011 nunca habían aumentado las emisiones en este tipo de vehículos.

Así que sí, cada vez queda más clara la necesidad de sustituir los vehículos de combustión por modelos electrificados que ayuden a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Te puede interesar...

- Publicidad -
- Publicidad -