• Inicio
  • Otros vehículos

Tres accidentes y una muerte: los patinetes y sus riesgos

Los accidentes con patinetes relacionados nos hacen ver que son vehículos que deben usarse con responsabilidad: hay que extremar la precaución y usar elementos de seguridad como un casco

Tres accidentes, uno de ellos mortal, con patinetes de por medio, en mayo. Solo en Valencia, 29 incidentes en marzo. Por tanto, estamos ante un tipo de transporte útil, rápido y eficaz, pero que resulta más peligroso que una moto: no cuenta con prestaciones que te permitan evitar un accidente, no tiene la amortiguación de un vehículo convencional para soportar los baches de la vía y además, la gente suele cogerlos sin casco y/o ropa protectora, ya que no es obligatorio… algo que sí ocurre con las motos.

Porque llegan los accidentes con patinetes vinculados debido a que muchas veces son considerados juguetes. De hecho, no es raro ver a menores de 14 años (la edad mínima exigida para usarlos) a los mandos de uno , ya que para los padres supone un entretenimiento para el pequeño mientras pasean por la calle. De hecho, entre 14 y 16 años, deben usar casco obligatoriamente… y no ocurre en multitud de ocasiones.

Los tres puntos antes expuestos son muy importantes. El primero es clave: los reflejos de un conductor a los mandos de un vehículo con buenas prestaciones permiten que, en décimas de segundo, un acelerón evite consecuencias fatales. O una buena frenada. Y esto no ocurre con los patinetes, que aunque tienen una buena aceleración, esta es acorde a su velocidad máxima: entre 25 y 30 km/h.

También podríamos vincular este punto al segundo: la ausencia de suspensiones puede provocar que estos vehículos, en manos de alguien poco responsable, mande al suelo a sus usuarios en cuanto se enfrentan a un bache, por pequeño que sea, en el camino.

Pero todos esos puntos no son tan determinantes como el tercero: el uso de protecciones. Además de respetar la vía (ya os contamos las principales normas que debes conocer), el uso del casco es primordial. Su uso puede ser el elemento diferenciador entre vivir o morir. Por tanto, aunque no sea obligatorio, úsalo: solo observa los ciclistas, una comunidad cada vez más concienciada con este sistema.

- Publicidad -
- Publicidad -